Consejos y preguntas frecuentes sobre la dentición de los bebés

denticion

El proceso de dentición de los bebés se produce cuando empiezan a salir los dientes de los bebés. Es un proceso complejo que puede suponer una frustración. En Peque Nature somos conscientes de los problemas que puede acarrear este proceso y en este post os daremos algunas pautas para que sea lo menos doloroso posible.

¿Cuándo comienza la dentición?

Se suele dar los inicios de este proceso a partir de los tres meses de edad del bebé. Entre los cuatro y siete meses puede empezar a apreciarse en el borde de las encías. Los primeros en salir son los incisivos centrales y luego los superiores. Más tarde aparecen los incisivos inferiores laterales y comienzan a salir los molares de leche (que son los más utilizados a la hora de comer, para triturar alimentos). Y  finalmente los caninos superiores. En definitiva, para los tres años, los niños ya tendrán sus 20 dientes de leche. 

Este proceso puede ser lento y en caso de retrasase mucho, en Peque Nature recomendamos que se acuda al médico.

Al empezar el proceso de dentición los bebés comienzan a babear más. Esta puede ser una de las señales más habituales que nos manden nuestros bebés. A parte de las babas, empiezan a intentar morder diferentes objetos. Por suerte, para algunos, este proceso no resulta doloroso pero para otros supone semanas de irritación y pueden aparecer alteraciones en el llanto y en el sueño. 

Para las encías más sensibles, puede producirse un aumento de la temperatura corporal del bebé pero, la dentición no está asociada a fiebres y otras enfermedades. Por lo que, si comienza a padecer síntomas extraños, acuda a su médico para una valoración más adecuada.

Consejos para sobrepasar con éxito la dentición

Desde Peque Nature queremos trasladaros una serie de consejos para llevar mejor todo este proceso:

  • Frotar las encías del bebé con el dedo limpio. Un suave masaje puede ayudar a aliviar la presión y calmar el dolor
  • Limpiar la cara del bebé para quitar las babas. Pueden surgirle irritaciones y erupciones en la piel y llegaríamos a un doble problema.
  • El uso de mordedores. Morder algún objeto puede resultar tremendamente aliviante para nuestros bebés. En estos casos, lo mejor es que este objeto sea lo más adecuado posible. Debe de ser lo suficientemente grande para impedir que se trague ninguna pieza y que no pueda romperlo.  Existen mordedores específicos, como este que tenemos en nuestra tienda online que está fabricado con fécula de maíz y elastómero (plástico biodegradable ecolgreen, libre de BPA y de otra cualquier toxina). Además es 100% biodegradable.

Este tipo de mordedores son mucho más recomendables que los que están hechos de plástico, ya que a la hora de lavarlos o estirilizarlos pueden perder sustancias químicas que vayan a parar al organismo de nuestro bebé. Puedes ver nuestros mordedores haciendo click en la imagen.

 

  • En caso de que la irritabilidad de nuestro bebé no cese, se podría dar una pequeña dosis de paracetamol o ibuprofeno (antiinflamatorios) bajo la supervisión médica y a partir de los seis meses.
  • Existen galletas y otros alimentos fríos, pero estos sólo son adecuados para los niños que ya procesen alimentos sólidos. 
  • Existen remedios más antiguos que en Peque Nature no recomendamos en absoluto. Como puede ser: frotar las encías con alcohol, pasar aspirina por los filos de los nuevos dientes…

¿Cómo debemos de cuidar los primeros dientes de nuestros bebés?

Debemos de tener muy presente el cuidado de los primeros dientes de los bebés y asegurar una rutina. Aunque los dientes de leche acaban por caerse, es muy importante cuidar todo lo relacionado con la dentadura, ya que puede afectar de una manera u otra.  

Para empezar a cuidar los dientes de nuestro bebé, debemos comenzar con las encías. Pasando una gasita húmeda por las encías o cepillándolas con un cepillo suave para lactantes, podemos cuidar de sus encías.

Cuando comienzan a salir los primeros dientes, ya podemos cepillar con agua y pasta de dientes específica.  En Peque Nature, por ejemplo, tenemos esta pasta de dientes para bebés que garantiza su seguridad para la limpieza de los dientes de leche. Ayuda a prevenir la formación de la caries y garantiza la higiene del cavo oral. Haz click en la imagen para ver más productos similares.

 

Por último, queremos recordar desde Peque Nature, que es muy importante ir al dentista a partir del año de edad o a los 6 meses de la primera aparición dental. Esto os ayudará a prever problemas relacionados con la salud dental y cuidar la dentadura de vuestros hijos e hijas.

Puntúe este artículo
[Total: 0 Media: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *